Welcome to our website !

JOVEN Y BELLA

el hongo del kefir


Kefir es uno de mis básicos de belleza y bienestar. 
Conseguí el hongo de kefir hace dos años y desde entonces no hubo un día en el que no haya tomado este "elixir de la juventud". Desde entonces mi hongo de kefir ha crecido notablemente y pude experimentar este producto en calidad de diferentes tratamientos para la piel y el cabello. Ayurveda le dedica una especial atención tanto como producto de consumo como de belleza.


¿Qué es kefir?

Kefir es un producto lácteo fermentado a base de hongos y bacterias. Numerosos misterios rodean el origen de este alimento. No se sabe exactamente de donde procede (la versión popular es que apareció en Caucaso), pero se conservaron importantes testimonios acerca del valor nutritivo de este producto a lo largo de la historia.

El hongo de kefir era conocido desde hace miles de años. Los musulmanes lo tenían en muy alta estima, otorgándole el titulo de "alimento sagrado". La revelación de la receta de preparación del kefir se castigaba con la muerte. Un importante estudio que se realizó en 2015 por un grupo de científicos e historiadores rusos situaron el origen del hongo en los tiempos bíblicos. Según su hipótesis se trataba del famoso "maná" que mantuvo vivo al pueblo judío en el desierto durante el éxodo. Y es una teoría que tiene todos los argumentos a su favor, ya que las propiedades nutritivas del kefir son innumerables. Por ejemplo:

  • Regula la flora intestinal y evita el estreñimiento.
  • Contiene todos los minerales que necesita el organismo humano y contiene todas las vitaminas del grupo B.
  • Limpia el tracto gastrointestinal, por lo que es altamente recomendable para personas que padecen de gastritis. 
  • Mejora la tolerancia de la lactosa en personas con intolerancia.
  • Es un potente antibiótico natural cuyo consumo diario fortalece el sistema inmune. 
  • Es el mejor detoxicador del organismo.

Para comprender todo el valor nutricional del kefir basta con mencionar la tradición de los antiguos maestros sufíes, que se retiraban al desierto para ayunar. Su base de subsistencia durante semanas se reducía a un único producto — kefir. Portaban el hongo en un recipiente y cada vez que encontraban a pastores pedían a éstos que les dieran un poco de leche de su ganado. Colaban el kefir, separando la bebida del hongo y lo cubrían nuevamente con leche fresca, de esa manera, el hongo fermentaba la leche convirtiéndola en kefir para el siguiente día. Así, los ermitaños podían llegar a subsistir más de 40 días, alimentándose solo con kefir. Imaginad cuántos nutrientes posee este producto.


Lo que hay que saber del kefir


  • El hongo del kefir es un organismo vivo cuyas bacterias trabajan durante 24 horas para transformar la leche en un fabuloso producto listo para su consumo. Y es de vital importancia entregarle amor y tratarle con cariño. Pues la energía que irradiamos a la hora de rituales de preparación de comida o de embellecimiento y la concentración de nuestra atención en tales representa casi un 80% de su efecto.  Nuestros pensamientos son materia que a su vez entra en contacto con la materia que manejamos con nuestras manos. Es mas, cualquier contacto, ya sea visual o imaginativo, tiene repercusión en ser vivo o objeto contactado. El hongo de kefir crecerá y se llenará de buenas vibraciones si cada vez que lo manejemos pensemos en lo valioso e importante que es para nosotros. Yo tengo un "mantra" para mi hongo. Le digo que le quiero y le agradezco todo el bien que hace por mi bienestar físico.  
  • La leche para el kefir debe ser orgánica (lo más natural posible) y entera. 
  • El kefir debe ser consumido en el momento de colarlo. Y como tarda 24 horas en fermentarse hay que regular su consumo a una determinada hora del día. Las mejores horas para tomar kefir son por la mañana, al despertarse o por la noche antes de acostarse. Es básico tomarlo recién colado, de lo contrario sus propiedades se pierden. Por esta razón, el kefir envasado que venden en las tiendas apenas tiene valor nutritivo.

peeling facial casero

Sigo explotando las maravillosas propiedades y nutrientes de la uva negra (aquí) y la harina de cebada (aquí) en los tratamientos de belleza.

Este peeling facial casero es muy sencillo de preparar e ideal para usar en la rutina de limpieza facial diaria, ya que la harina de cebada tiene un tacto muy suave y apenas maltrata la piel, a contrario de los peelings más duros con más capacidad exfoliante y no deben realizarse más de dos veces semanales.

Para preparar este peeling es suficiente con una cuchara sopera de harina de cebada junto con el jugo con la pulpa de una uva negra aplastada. Se mezclan muy bien estos dos componentes hasta conseguir una masa homogénea y se aplica sobre la piel humedecida con suaves movimientos rotatorios, siempre en dirección ascendente.

Es ideal preparar un té de manzanilla antes y dejar enfriar, para enjuagar el rostro después del peeling, debido a que la manzanilla calma la piel y con su gran poder desinfectante ayuda a retirar los restos de la mascarilla del rostro.

Este tratamiento es ideal para limpiar y nutrir a la vez el rostro y su uso constante y disciplinado tonifica la piel y le otorga un aspecto mate y saludable.

OJO: antes de aplicar este peeling hay que probar la mezcla en un alguna zona sensible de la piel, por ejemplo: en la muñeca o detrás de la oreja, para evitar una posible reacción alérgica.

Con todas las propiedades, beneficios y compuestos antioxidantes que contiene la uva negra (leer aquí) es casi imprescindible en la dieta de las personas preocupadas por la salud de su piel y por mantener la línea.

Hace más de un año que los jugos verdes revolucionaron el mundo de la salud y belleza, al descubrirse los beneficios de su consumo. Hoy en día, los jugos verdes siguen reinterpretándose, añadiendo y variando sus ingredientes.

Realmente, no hay una receta ideal para todas las personas, sino basándose en la división de los tipos biológicos (Pitta, Vata, Kapha) cada uno tiene que hallar su propia rutina alimenticia y de belleza. La que mejor funcione con su metabolismo, ya que nadie más que uno mismo puede llegar a conocer bien las respuestas de su cuerpo ante la oferta de recetas y productos que hay hoy en día.

Ingredientes para 2 personas:

  • 2 manzanas verdes
  • 1 racimo de uvas negras
  • 8-10 hojas de espinacas frescas
  • Un puñado de germinados de alfalfa
  • 2 ramitos de perejil
Este conjunto de ingredientes es ideal para las personas tipo Pitta y Vata. 
Para optimizar el efecto antioxidante de este jugo es recomendable tomarlo sólo, sin mezclar con ningún tipo de alimentos, una hora antes de la comida. 



propiedades de la uva negra

La UVA NEGRA  es uno de los antioxidantes más fuertes de origen natural.
Ya en la época de Cleopatra las propiedades de la uva negra eran ampliamente explotadas por las hermosas damas para preservar la juventud. Sus componentes activos otorgan firmeza y elasticidad a la piel, contribuyendo a la restauración de las membranas celulares dañadas. Su consumo es esencial para mantener la frescura natural de la piel.

La cantidad de ácidos orgánicos que contiene la uva negra es sorprendente: ácido tartárico, cítrico, oxálico, fórmico, salicílico y gálico. En total, contiene unos trescientos compuestos con propiedades antioxidantes—que actúan como un fuerte tónico de origen natural. Debido a esa gran cantidad de propiedades necesarias para la salud, la uva negra se posiciona en una puesto muy especial entre los productos usados para tratamientos de belleza caseros.

Numerosos estudios han demostrado que las uvas negras tienen efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular. Comer uvas negras a diario normaliza la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Sus componentes bioactivos fortalecen las paredes de los capilares más finos, lo que favorece una buena circulación sanguínea. Sorprendentemente, las uvas negras son igualmente efectivas tanto para la presión alta como baja. No es de extrañar que los franceses — grandes amantes del vino tinto, sufren de enfermedades cardiovasculares en un 40% menos que los residentes de otros países.

La uva negra contiene un alto valor energético, por lo que su consumo regular alivia los síntomas del estrés y previene el agotamiento del sistema nervioso. También contiene nutrientes que influyen de forma positiva sobre el proceso digestivo y promueven la eliminación de las toxinas del cuerpo.

La pectina, un importante componente que se encuentra en la cáscara de la uva negra contribuye a la eliminación de los elementos radioactivos del organismo, algo que puede resultar muy beneficioso especialmente para las personas que viven en megapolis con altos niveles de contaminación atmosférica.

Hay dietas especiales que consisten en ingerir solamente uvas negras un día a la semana (medio kilo menos).



propiedades de harina de cebada

Descubrí la harina de cebada como componente de tratamientos de belleza durante mi estancia en Ecuador.  De generación en generación las mujeres ecuatorianas alimentan con harina de cebada, conocida aquí como Machica, a sus hijos. Puede ingerirse tanto cocinada como cruda a base de agua o leche.
La receta general consiste en hervir a fuego lento dos cucharadas soperas de harina de cebada para un vaso de agua durante 15 minutos. 
También se puede consumir mezclando medio vaso de harina con medio vaso de agua. Esta bebida recompone el sistema inmune, otorga fuerza y energía.
  • Una de las propiedades principales de la HARINA DE CEBADA es su capacidad para prevenir el envejecimiento celular, ya que posee un alto contenido de vitaminas, minerales, proteínas y enzimas.
  • Su alto contenido de minerales permite regular los niveles de agua en el organismo y previene la retención de los líquidos a la vez que mantiene el cuerpo hidratado.
  • Ideal para las personas que practican el deporte o quieren mantener la forma, ya que posee un alto contenido de ZINC —ideal para el crecimiento muscular.
  • Un alto contenido en ÁCIDOS GRASOS, lo que protege la salud del corazón.
  • Es el cereal mejor dotado de fibra, por lo que su consumo es básico para las personas con problemas digestivas. El consumo diario de un tercio de taza de harina de cebada cocinada regenera y mantiene en perfecto funcionamiento la flora intestinal.
  • Su consumo aporta grandes cantidades de VITAMINA B3—un compuesto vital para el cuidado de la piel.
  • Ayuda a regular el azucar en la sangre, por lo que su consumo es altamente recomendable para las personas con diabetes 
En la belleza ayurvédica la HARINA DE CEBADA se usa para muchos tratamientos de limpieza y nutrición de la piel, sobre todo en las rutinas de cuidado corporal de las personas tipo KAPHA.



Esta mascarilla la descubrí por casualidad.
Quise hacerme la mascarilla tradicional a base de aloe y avena molida. Era tarde y me confundí de recipientes. Cuando ya estaba batiendo los ingredientes, determiné por el aroma que había puesto harina de cebada en lugar de avena. Bueno, pensé que mal no me puede hacer y lo dejé estar.
El resultado fue alucinante! Me desperté con un cabello esponjoso, brillante y con bastante volumen ya que los raíces se endurecieron. 

Ingredientes:


  • Aloe vera pelado y triturado—250 ml
  • Harina de cebada—4 cucharas soperas
  • Jugo de medio limón.
  • Sal marina—3 cucharas soperas
  • 3 gotas de aceite esencial del árbol de te

Siempre es recomendable probar la mascarilla aplicando un poco de mezcla detrás de la oreja, para comprobar una posible reacción alérgica. 
Aguantar la mascarilla 30 minutos y lavar con abundante agua tibia. No secar con el secador, ya que 


“Cūrā tē ipsum o medice, cūrā tē ipsum” es una sentencia latina que literalmente significa: "Médico, cúrate a ti mismo." Es usado para incitar a los profesionales sanitarios a curarse a sí mismos antes de atender a sus propios pacientes. En la Antigua China, cuando un médico caía enfermo era echado de la comunidad y dejaba de ejercer su profesión. En Oriente, cuando enfermaba un médico, le decapitaban porque eso significaba que era un embustero. ¿Y qué pasa en la actualidad?

Debido a su suave y delicada textura el uso de la harina de cebada en los tratamientos de belleza viene bien para cualquier tipo de piel. Sus componentes y nutrientes no son tan populares entre los remedios de belleza caseros, pero actúan de forma casi milagrosa sobre la piel. En el Antiguo Egipto las maravillosas propiedades de la cebada ya eran conocidas y explotadas por las bellas damas egipcias en su rutina de belleza. 
Se puede elaborar una variedad de cosméticos a base de la harina de cebada, entre las cuales, la mascarilla-compresa caliente es la más eficiente.

La mascarilla facial de harina de cebada regenera el rostro, lo tonifica y previene las arrugas prematuras. Aplicando la mascarilla pasando un día, se pueden observar increíbles resultados al cabo de un mes, incluso tras el primer tratamiento, la piel ya reluce y adquiere un aire fresco y rejuvenecido.


  • Mezclar dos cucharas de harina de cebada en un vaso de leche caliente y dejar reposar unos 10 minutos. Recortar una mascarilla facial de un tejido de algodón y remojar en la mezcla. Aplicar sobre el rostro durante 15-20 minutos y lavar con agua fría.


Los resultados hablarán por si solos. 
Es importante recordar que la mayoría de los cosméticos que ofrecen un tratamiento express de belleza son mentira y que el auténtico secreto de la eterna juventud y belleza consiste en una saludable rutina diaria de cuidado facial y corporal a base de productos naturales; siguiendo siempre la enseñanza número uno de la belleza ayurvédica: "No alimentes tu piel con aquello que no te puedas comer".

Esta receta tiene su origen en las frías tierras de Siberia y me la contó una amiga rusa que, a su vez, la rescató entre los remedios naturales de las abuelas de su pueblo. Debido al largo proceso de preparación de esta receta no pudimos probarla hasta ayer que organizamos una "especie" de salón de belleza "natural" en casa. El resultado es sorprendente, el cabello luce grueso, fuerte y sano, además de voluminoso. Incluso, justo después del tratamiento, sentí mi cabello pesado y duro como el de un caballo, pero luego me apliqué un poco de acondicionador y mi pelo se armonizó, conservando ese efecto de fuerza tan saludable y atractivo. 

Los ingredientes de esta mascarilla son bien extraños y su modo de preparación es muy peculiar, pero todas las dudas se desvanecen al probar esta fantástica receta.


  • 1 vaso de sal marina
  • 1 vaso de miel líquida
  • 1 vaso de ron o vodka
Mezclamos todos los ingredientes y los guardamos en un recipiente de vidrio bien cerrado. Guardamos el recipiente con nuestra mezcla en un sitio oscuro durante dos semanas. 

Esta mascarilla tiene doble uso, actúa como champú y como tratamiento.
Peinamos bien el cabello y aplicamos la mascarilla sobre el cabello, separándolo en mechones. Envolvemos la cabeza con un bolsa de plástico y una toalla caliente; dejamos actuar 30-40 minutos.
Lavamos con abundante agua tibia y disfrutamos de un precioso cabello de sirena.





Los peeling a base de próductos con un alto nivel de acidez son ideales para las personas con biotipo Kapha predominante, ya que los ácidos naturales regulan los niveles de grasa de la piel. Los peeling "ácidos" caseros actúan directamente sobre la hipodermis — capa de la piel encargada de lubricar la piel y protegerla de las bacterias y agentes tóxicos. Limpian los excesos de grasa y favorecen la disminución de poros.

PEELING DE YOGUR Y PLÁTANO

  • 1 cuchara sopera de puré de plátano (el plátano debe ser maduro pero sin manchas marrones)
  • 1 cuchara sopera de avena molida en polvo
  • 1 cucharita de azúcar blanco o moreno
  • 2 cucharitas de yogur natural
Mezclar todos los ingredientes y aplicar sobre la piel limpia, ligeramente humedecida, mejor aún después de un baño de vapor, masajear el rostro con movimientos circulares siempre hacia arriba durante unos 3 minutos y dejar actuar 7 minutos más. Lavar con agua tibia e hidratar la piel con un tratamiento adecuado para su biotipo.

PEELING CASERO DE CALABAZA Y LIMÓN
  • 2 cucharas soperas de puré de calabaza cocinada
  • 2 cucharas soperas de jugo de limón recién exprimido
  • 1 cucharita de azúcar blanco o moreno
  • 2 cucharitas de yogur o crema de leche de consistencia bien espesa
Mezclar hasta obtener una masa homogénea y aplicar siguiendo la metódica del peeling anterior.

PEELING CASERO A BASE DE LECHE EN POLVO 
  • 1 cuchara sopera de leche en polvo
  • 1 cuchara sopera de avena en polvo
  • 1 cuchara sopera de yogur espeso
Mezclamos la leche en polvo con la avena molida y añadimos yogur hasta lograr una masa espesa, aproximadamente una cuchara; depende de la consistencia de yogur, lo importante es que la masa no quede líquida. Aplicamos sobre el rostro humedecido (mejor después de un baño de vapor) siguiendo los contornos de los músculos faciales. Dejamos que se seque unos 10 minutos y, una vez seco, retiramos la mascarilla en seco con movimientos rotatorios. 
Limpiar los restos con agua tibia, hidratar la piel. Aquí podéis encontrar tips para un mejor efecto de los peeling y las mascarillas faciales.

<a href="http://www.bloglovin.com/blog/13833661/?claim=tr5kgvgnnyp">Follow my blog with Bloglovin</a>


La zanahoria es uno de los principales productos en la dieta recomendada para las personas con Vata predominante (ver 5 productos para adelgazar para las personas tipo Vata).
Debido a su gran contenido de componentes antioxidantes, esta verdura es un importante alimento para las pieles secas, rasposas y apagadas — trastornos comunes en las personas con Vata y Pitta desbalanceadas; y en general, para mantener un buen estado de cualquier tipo de piel. Un consumo regular de zanahoria favorece la tersura de la piel y evita la aparición de arrugas.

Alimentar la piel con zanahoria otorga sonrosidad y frescura al rostro, además de un ligero efecto de bronceado. 
Las personas con piel muy clara y sensible primero deben hacer la prueba en la muñeca, ya que la zanahoria puede tintar la piel de una tonalidad anaranjada; generalmente le sucede a las personas que ya padecen de algún tipo de alergias cutáneas.
Receta:

  • 1 cuchara sopera de jugo de zanahoria recién exprimido
  • 1 yema de huevo
  • 1/2 cuchara sopera de aceite de oliva o almendra
Mezclamos primero la yema con el jugo de zanahoria y luego le añadimos el aceite. 
Aplicar sobre la piel limpia y seca, dejar actuar 10 minutos y lavar con agua tibia.